Nuevos desafíos para el entretenimiento en centros comerciales

Colombia

COLOMBIA (18 de junio  de  2017).              Las oportunidades para el desarrollo de centros comerciales en el país aún son muy grandes, aunque países como Chile, Brasil, y México tienen un tiempo de maduración mayor en este sector, en los últimos años en Colombia se ha presentado un boom de apertura de centros comerciales en ciudades principales e intermedias. Si bien el mercado aún tiene espacio para crecer, los retos para hacerlo de manera exitosa son grandes.

Por esta razón,  los comerciantes deberán   ser más selectivos a la hora de poner sus marcas en un proyecto, entender que no se trata solo de una oferta de bienes y servicios.

En Colombia aún siguen quedando espacios disponibles para la construcción de centros comerciales, sin embargo, en ciudades como Bogotá quedan pocas opciones para realizar proyectos de gran tamaño y los que se desarrollarán a futuro  responderán a menores áreas de ocupación.

Cada oferta  de comercialización y entretenimiento de desarrollo en un centro comercial deberá ser proporcional a su tamaño, si bien Paseo Villa del Río es un centro comercial metropolitano que atenderá una zona de la ciudad con 2.360.000 habitantes de los estratos 2, 3 y 4, nuestro principal interés es suplir las necesidades de entretenimiento  de este grupo heterogéneo, entendiendo que este no consiste solamente en la implementación de instalaciones físicas, sino de generar experiencias a partir de la interacción que tendrá el proyecto con cada uno de los miembros de la comunidad.

Cada proyecto debe tener una escala acorde al mercado que quiere atender, es decir cuando tenemos proyectos más pequeños no se trata de limitar la oferta de entretenimiento en menos uso, sino de darle a cada espacio una categoría que pueda atender el público objetivo al que está dirigido.

También aparecen innovadores conceptos como el deporte y la  gastronomía,  como los nuevos “ganchos” para llevar el público a los centros comerciales, la nueva tendencia fitness por ejemplo es una oportunidad para desarrollar espacios especializados para que las personas se dirijan a realizar sus actividades de acondicionamiento físico al centro comercial.

Lo que debemos lograr es no solo entregar un excelente producto inmobiliario que tenga todas las condiciones arquitectónicas en confort, seguridad, y sostenibilidad. El mayor desafío para los desarrolladores es encontrar un balance apropiado entre la rentabilidad de un activo y los espacios que se deben proveer para atraer a los usuarios.

Hasta hace unos años se creía que  el hecho de contar con la participación de grandes marcas era suficiente para garantizar visitas  aún centro comercial, en la actualidad debemos estar consciente que el mercado está cambiando, y que los consumidores están buscando nuevas experiencias.

Si bien las marcas siempre serán protagonistas para generar un tráfico importante, las futuras propuestas de  entretenimiento deben atender las exigencias de los públicos, conocer a las familias, sus integrantes, las diferentes generaciones, y el comportamiento de los usuarios en el día a día para responder a esas necesidades específicas.

Los desarrolladores debemos ir  más allá de ser un proveedor inmobiliario, debemos preocuparnos por crear aparatos comerciales atractivos para el consumidor y rentables para los comerciantes. No podemos pensar únicamente en el  desarrollo de un proyecto desde un punto de vista constructivo, nuestra atención debe estar en entender al consumidor y las experiencias que le queremos proveer.

 

 

Acerca de Paseo Villa del Río:

Paseo será la opción de diversión y ocio más potente del sur de Bogotá, además se proyecta como el cuarto centro comercial más grande del país y atraerá aproximadamente a 3 millones de visitantes mensuales.  Con más de 21.000 m2 que contemplan atracciones mecánicas para toda la familia (rueda de chicago, pistas de karts, muros de escalar, sillas voladoras once salas de cine, canchas de fútbol 5, casino, gimnasio) y un Pet Park único en Latinoamérica.

El centro comercial impactará positivamente a 2.360.000 personas, (más de 1/4 de la población urbana de Bogotá), de estrato medio, generando una oferta comercial, de entretenimiento y de servicios que supla las necesidades de esta zona de la capital.

Fuente: AndeanWire. Central de Noticias

Source: AndeanWire-Colombia

Deja un comentario