Más de 110 familias del Urabá antioqueño emprenden y se reconcilian gracias al cultivo del cacao

Alimentos y Bebidas Colombia Español

COLOMBIA (AndeanWire, 17 de Agosto de 2016) Población desmovilizada del conflicto armado, víctima de violencia y campesinos trabajan en un proyecto de 354 hectáreas de cacao, con el que siembran esperanza y nuevas oportunidades de empleo.

 Como novedoso y único en el país, calificó el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, un proyecto piloto de asociatividad y reconciliación que involucra un trabajo social y económico que beneficia a 118 familias en el Urabá antioqueño, quienes gracias al cacao están dejando atrás los dolores de la guerra.

El proyecto se encuentra localizado en el municipio de Turbo, Antioquia, corregimiento de Pueblo Bello, en donde el Gobierno Nacional les adjudicó parcelas en el predio La Brasilia. Son aproximadamente 6,9 hectáreas por familia, quienes vienen aprovechando las condiciones de competitividad y ubicación de la región para empezar de nuevo tras una historia de reconciliación.

De esta forma, el MinAgricultura, junto con la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao) los apoyaron para establecer cultivos en sistema agroforestal de 354 hectáreas de cacao en asocio con plátano y maderables y la implementación de la metodología del Modelo de Solidaridad Productiva de la Fundación El Cinco, que articula actores públicos y privados al proyecto productivo, bajo el enfoque de desarrollo humano integral para lograr el empoderamiento y auto sostenibilidad de las comunidades. 

Se trata de toda una metodología de intervención familiar comunitaria con población desmovilizada del conflicto armado, en condición de desplazamiento, víctima de la violencia y campesinos, quienes se unen bajo un sistema organizacional empresarial, con el objetivo de desarrollar una estrategia de integración social, económica y productiva.

 “Este es el tipo de iniciativas que estamos apoyando para generar paz en el campo, además creemos en la agricultura familiar como base para de ese desarrollo y como herramienta clave en la generación de ingresos de los hogares rurales”, manifestó el Ministro Iragorri. 

La propuesta es cofinanciada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural desde septiembre de 2015 en el marco del Fondo de Fomento Agropecuario, vinculando procesos de formación socioempresariales, paquetes tecnológicos de cultivo en acompañamiento de la Federación y fortalecimiento de unidades productivas agrícolas de la zona.

Cacao para la paz

En estas zonas el subsector cacaotero representa un importante renglón en la economía, permitiendo la generación de ingresos, empleo con mano de obra local y garantizando la permanencia de las familias campesinas de estas regiones. 

Además este tipo de proyectos representa la oportunidad de ampliar la frontera cacaotera en condiciones técnicas y sociales favorables, lo que se constituye en el principal reto de la cadena, logrando así un mayor rendimiento y una productividad superior, apuntando a la modernización de la cacaocultura.  

Igualmente, se resaltan los sistemas agroforestales pues contribuyen al mejoramiento del suelo para incorporar continuamente nutrientes y sus resultados positivos a los cultivos allí establecidos, lo que al final aumenta los ingresos del agricultor. Asimismo protegen los cursos de agua, evitan la evaporación alta y el déficit hídrico, son agentes activos en la recuperación del paisaje y en la conservación de la fauna al formar refugios para aves y mamíferos.

 

Foto: MinAgricultura

FUENTE: COLOMBIA-MINAGRICULTURA