“Las alternativas de nicotina sin combustión están creciendo y son el futuro”: clive bates

Colombia

Colombia (Septiembre 17 del 2018).     Clive Bates[1], experto en el campo de la regulación para cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado, afirmó que el mercado de estos dispositivos electrónicos seguirá en aumento en los próximos 10 años, especialmente a través del comercio electrónico, aunque el cigarrillo aún será la mayor fuente de ingresos de las tabacaleras.

Bates, director de la firma Conterfactual[2] y ex asesor en el desarrollo del Convenio Marco para el Control del Tabaco, dijo que “son productos que están creciendo en los mercados” y seguirán haciéndolo aunque señaló que en el horizonte está “la nube negra” de la regulación excesiva.

“La línea de tecnología, por ejemplo, al interior de Philip Morris International, tiene una valuación estimada cercana a los 70 mil millones de dólares”, según el experto.

De acuerdo con cifras entregadas por Bates, sólo en el Reino Unido hay unos 3 millones de usuarios de e-Cigarretes, vapeadores y tabaco calentado, comparados con los siete millones y medio de fumadores activos.

“Los productos de vapeo empezaron a estar en el radar de las personas desde 2010, vimos un gran crecimiento de estos productos hacia 2014 y pese a ser muy recientes, han tomado ya una gran parte del mercado”, especialmente de la mano del comercio electrónico dónde la categoría está creciendo.

Sólo en Reino Unido hay al menos tres portales especializados en la venta de estos productos: Vaping.com, Evapo y ZiggiCig, los cuales surten el mercado local y a otros países en Europa.

“Si se lo dejáramos todo a los marketplace, estos productos van a despegar mucho más, especialmente si se les permite tener un mayor mercadeo desde la parte regulatoria”, opinó Bates.

Nubes negras
Pese a la constante innovación del sector, el asesor señala que hay “nubes negras en el horizonte” pues las regulaciones de mercado internacionales y las políticas de salud pública “están tratando de prohibir estos productos, de crearles restricciones y gravar impuestos, entonces el progreso de la innovación podría ser mucho más lento y también la tasa de éxito de quienes buscan abandonar el cigarrillo”.

Bates, quien ha trabajado con diferentes gobiernos en asuntos regulatorios del mercado del tabaco, ve como negativas las políticas de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en una carta pública[3], firmada por varios expertos, solicitó a la entidad adoptar nuevos enfoques contra el tabaquismo como son la reducción del daño y nuevas regulaciones de acuerdo al nivel de riesgo de cada producto.

Pese a que los cambios en las regulaciones de los países y las restricciones al consumo son retos que se mantienen, la perspectiva cambiante de este mercado ha permitido que representantes de gobierno, investigadores, diseñadores de política pública, los medios y la industria estén redefiniendo las fronteras del consumo seguro y abran el debate público frente a las novedades de esta industria.

Los e-Cigarretes y productos de tabaco calentado pasan la prueba a nivel científico

En el marco del evento, el doctor en medicina interna Riccardo Polosa[4], presentó los resultados de un estudio hecho con personas que en cuatro años solo consumieron nicotina por medio de vapeadores.

Polosa, profesor de medicina interna de la Universidad de Catania (Italia), aseguró que tras el seguimiento él y su equipo “apenas pudieron encontrar evidencia de daños en los pulmones” del grupo investigado.

“Trabajamos con pacientes con enfermedades de vías respiratorias y problema de presión sanguínea alta y en esta población específica hemos podido demostrar que al cambiarse a estos nuevos productos mejora su calidad de vida”, explicó Polosa en una entrevista.

El investigador dijo que al iniciar la investigación era escéptico sobre los resultados, pero tras ver la reacción de sus pacientes ahora cree que estas alternativas podrían ser una opción para ayudar a la gente a abandonar el cigarrillo.


[1] Clive D. Bates es Director de Counterfactual, una práctica de consultoría y asesoría centrada en un enfoque pragmático a la sostenibilidad y a la salud pública. Ha tenido una carrera diversa en los sectores público, privado y sin ánimo de lucro. Comenzó con la compañía de TI, IBM, luego cambió de carrera para trabajar en el movimiento ambiental. Desde 1997-2003, fue Director de Acción sobre Tabaquismo y Salud (Reino Unido), haciendo campaña para reducir los daños causados por el tabaco. Desde 2000, estuvo estrechamente involucrado en el desarrollo del Convenio Marco para el Control del Tabaco como jefe de una organización sin ánimo de lucro líder en el control del tabaco y fue instrumental para constituir la Alianza del Convenio Marco de ONGs de apoyo.

Fuente: Central de Noticias AndeanWire

Source: AndeanWire-Colombia

Deja un comentario